Viste tú Pasión
Próximo Reto

¿Cómo mejorar tu respiración en el agua?

A la hora de entrenar en la piscina, además de la técnica de la brazada presta atención a cómo respiras.

El problema surge cuando intentas evitar tragar agua y subes la cabeza demasiado arriba, por fuera del agua. Veamos cómo mejorar tu nado.

  • Intenta nadar con tu cabeza tan abajo como sea posible. Cuando giras la cabeza en cada respiración piensa en mantener un lado de las gafas en el agua y el otro fuera. Observa lo que ocurre en tus brazadas al nadar.
  • Lleva tus caderas y piernas (las partes más densas de tu cuerpo) a la posición más alta posible en el agua. Esto automáticamente elimina mucha presión de los músculos que están trabajando en mantener la posición del cuerpo horizontal en el agua. Es importante para triatletas, ya que cuanto menos trabajes en el agua, más energía te quedará para la bici y para correr.
  • Crea una mejor ola de avance. Cuando nadas creas una ola delante de tu cuerpo, como un barco. Si respiras con la cabeza arriba, creas una gran ola que te obliga a llevar tu cabeza más arriba. Mantener la cabeza baja hace una ola más pequeña, pudiendo coger aire fácilmente.
  • Incrementa la potencia de brazada. Cuando tu cabeza está alta, usarás el 70 por ciento del tirón de tu brazo sólo para mantener tu cabeza fuera del agua. Esto deja sólo el 30 por ciento para tu propulsión hacia delante. Deja caer la cabeza para tu beneficio. ¡La mayoría de tu esfuerzo se va en mantenerte fuera del agua!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *