Viste tú Pasión
Próximo Reto

Lesión de Rodillas por (Lcda. Melisa Villavicencio)

La articulación de la rodilla se compone de hueso, cartílago, ligamentos y líquidos. Los músculos y los tendones ayudan a que la rodilla se mueva en su articulación. Cuando alguna de estas estructuras se lastima o se enferma, surgen problemas. Los problemas en las rodillas pueden provocar dolor y dificultades para caminar y pueden ocurrir a cualquier edad. Pueden interferir con muchas actividades, desde la práctica de deportes hasta poder levantarse de una silla y caminar. Pueden tener un gran impacto en su vida.

Las lesiones en los ligamentos y tendones también causan problemas con la rodilla. Una lesión común se produce en el ligamento cruzado anterior (LCA, por sus siglas en inglés). Estas lesiones frecuentemente suelen ocurrir por un movimiento de torsión repentino. Las lesiones del LCA y otras son lesiones deportivas comunes.

Las lesiones traumáticas de la rodilla suelen cursar con dos síntomas básicos: dolor y alteración funcional. El dolor de rodilla es un problema bastante común. En la mayoría de los casos, el dolor de rodilla se origina por golpes, contusiones o traumatismos producidos durante la práctica deportiva o en actividades laborales de riesgo. Cuando el problema no es muy grave se produce dolor ligeramente agudo y suele desaparecer sin tratamiento o con analgésicos suaves y ligeros y corto reposo.

Las lesiones más importantes que producen desgarros o ruptura de los ligamentos producen dolor e inestabilidad en la articulación de la rodilla. Suelen ser consecuencia de movimientos de rotación forzada y de lateralizaciones exageradas que vencen la resistencia músculo ligamentosa.

La rodilla también se puede ver afectada por otros tipos de lesiones como dislocación de la rótula, bursitis patelar y por derrames articulares.

El ejercicio moderado (como el caminar) no causa problemas de rodilla. Si la rodilla no está lesionada, el ejercicio suele ser bueno. Los esfuerzos laterales en la rodilla causan la mayoría de sus lesiones, ya que por su diseño, ésta no los soporta muy bien. Un desgaste irregular del cartílago puede provocar que la rodilla se doble hacia dentro o hacia fuera. El sobrepeso también puede agravar los problemas de rodilla.

Las patologías de rodilla pueden ser:

De origen traumático,  consecuencia de un accidente o un sobreesfuerzo,

De tipo degenerativo como consecuencia del desgaste propio de la edad.

Como por ejemplo:

  •             TENDINITIS ROTULIANA
  •             ROTURA DE LIGAMENTOS
  •             ROTURA DE MENISCOS
  •             CONDROPATÍA O CONDROMALACIA ROTULIANA
  •             ARTROSIS

rodilla1

CUIDADOS PARA PROTREGER LA RODILLA

  • Desarrollar y mantener una buena musculatura del muslo para proteger la articulación.
  • Debe mantenerse el peso ideal para la talla que se tenga. El sobrepeso es un factor de riesgo para la rodilla.
  • Debe cuidarse el calzado deportivo utilizado en la práctica de ejercicio y adaptarlo a la superficie de la actividad.
  • Si las lesiones de rodilla son recurrentes deberán realizarse un examen baropodometrico para ver el déficit plantar y si fuera necesario el uso de plantillas ortopédicas a medida.
  • Deben evitarse deportes de contacto y riesgo para los miembros sin la preparación, entrenamiento y técnica adecuada.
  • Cuando hay dolor se debe reposar, aplicando hielo y elevando la rodilla para disminuir la inflamación.
  • Puede resultar de alivio la compresión suave con un vendaje elástico. Da soporte y reduce la inflamación. Evitar las actividades que puedan agravar el dolor.
  • Debe consultarse al médico en caso de que la rodilla no pueda soportar peso o se presenta fiebre asociada.
  • Si el dolor es persistente después de tres días de tratamiento en el hogar y hay un dolor cuando no se esté soportando peso, hay que consultar al médico.
  • También es causa de consulta la aparición de dolor o inflamación en la pantorrilla debajo de la rodilla o en su parte posterior.
  • En caso de persistir acudir a la Fisioterapia y realizar el tratamiento conservador adecuado.
  • Los tratamientos quirúrgicos son la terapéutica final en los casos más graves con inestabilidad crónica.

La fisioterapia es la base del tratamiento rehabilitador de cualquier lesión de rodilla, haya habido o no cirugía previa. Los masajes, la cinesiterapia pasiva y activa o la electroestimulación son algunas de las técnicas que se utilizan para recuperar la movilidad y la fuerza de la articulación durante un periodo que, dependiendo del tipo de lesión y de las características de cada paciente, puede llevar semanas o meses.

PARA MAYOR INFORMACIÓN CONSULTE A LA LCDA. MELISA VILLAVICENCIO

AL 046006781 o AL 0991407288 Guayaquil Ecuador.

WhatsApp Image 2017-05-13 at 18.20.04

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *