Viste tú Pasión
Próximo Reto

Los tres beneficios de tener un repertorio para correr

Es bueno variar la rutina al correr.

Es bueno variar la rutina al correr.

La relación que un corredor suele entablar con todos sus accesorios para correr (zapatos, camisetas, pantalones, medias, etc) es muy importante

Aunque la tendencia de correr descalzo se encuentra en pleno crecimiento, la mayoría de los corredores prefieren utilizar para sus entrenamientos,  zapatillas para correr.

Como las zapatillas para correr son tan importantes para todos nosotros, en el día de hoy te contaremos las 3 razones por las cuales resulta conveniente que tengas mas de un par de ellas y las alternes para entrenar.

¿Porqué alternar tus zapatos para correr?

Si sólo tienes un par de zapatillas para correr, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes beneficios

-Aumenta su duración:

Si bien no hemos encontrado ningún estudio científico que lo compruebe, alternar nuestras zapatillas para correr, podría aumentar su duración.

La explicación es simple, al igual que nuestros pies y piernas, las zapatillas necesitan recuperarse luego de un entrenamiento; sus tejidos y suela, necesitan un tiempo para volver a tomar su forma original.

Además al correr nuestros pies transpiran, y darles mayor cantidad de tiempo para que sequen adecuadamente puede ayudar a aumentar su vida útil.

-Mayor libertad:

El lazo que los corredores entablan con sus zapatillas, puede ser muy complicado, generando que muchas veces nos neguemos a cambiarlas.

Así, muchos corredores continúan utilizando sus zapatillas (aun estando sumamente dañadas), lo que puede generar alteraciones graves en nuestra pisada y la posterior aparición de lesiones.

Al saber que tienes más de una zapatilla, te será mas fácil realizar el cambio,  te dará mayor flexibilidad y te acostumbrará a correr con distinto tipos de zapatillas.

-Días de lluvia:

Si tienes un solo par de zapatillas para correr y las utilizas en un día de lluvia, al día siguiente podrías tener un grave problema al querer utilizarlas.

Tus posibilidades se limitarían a:

a) Correr con zapatillas mojadas, b) Correr con zapatillas no creadas para correr o c) Cancelar tu entrenamiento.

Ninguna de estas opciones es buena para ningún corredor.

Luego de correr bajo la lluvia, deberás darle tiempo a tus zapatillas, para que se sequen adecuadamente. Aunque la parte externa suele secar mas rápido, la parte interna al tener menor exposición al aire,  lleva mayor tiempo para hacerlo.

Teniendo más de un par de zapatos, te permite que un día corras bajo la lluvia y al día siguiente (mientras el otro par se seca), corras con tu otro calzado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *