Viste tú Pasión
Próximo Reto

Más resistencia y desempeño al nadar.

article-swolf-eficiencia-natacion-55632e1909028

La fuerza muscular y la potencia son imprescindibles para un buen desempeño en la natación, por ello el trabajo de los músculos no debe pasarse por alto, para así ganar resistencia, mejorar el desempeño y prevenir lesiones.

A continuación te presentamos los mejores ejercicios de musculación que puedes sumar a tu rutina para progresar como nadador.

Las principales zonas musculares a trabajar y obtener beneficios nadando son la espalda, el abdomen, el pecho y los brazos, para ejercitar esas partes del cuerpo, estos ejercicios son impresindibles.

Extensión lumbar: trabaja además de los lumbares, los flexores de la cadera y abdominales. Se los puede hacer en el suelo o sobre un fitball para proporcionar más inestabilidad, lo cual ayuda a semejar el movimiento en el agua, durante el cual también se necesita la ayuda de músculos estabilizadores.

Remo en polea baja o remo horizontal con barra: trabaja los músculos de la espalda como el dorsal ancho, el trapecio y el deltoides, y también, solicitar el esfuerzo de los brazos.

Puente lateral a una mano con cambio de apoyo: trabaja el transverso abdominal, el recto mayor del abdomen y oblicuos de forma secundaria solicita el trabajo de músculos de la espalda y brazos, sobre todo, si se lo realiza con mancuernas en las manos.

Elevaciones laterales tronco inclinado hacia adelante o pájaro: en este ejercicio se esfuerzan los músculos que componen la articulación del hombro y también, ejercita la espalda alta.

Pull over: permite desarrollar músculos del pecho como el pectoral mayor y al mismo tiempo, trabaja el dorsal ancho de la espalda.

Abdominales isométricos o puente abdominal: trabaja músculos estabilizadores. Para mayor inestabilidad se puede realizar sobre balones, con uno de los apoyos sobre fitball o bosu.

Flexiones de brazos: trabaja tríceps y pectorales. Puede realizarse con los pies elevados sobre fitball para mayor intensidad y dificultad. Durante las mismas también se solicita la participación del abdomen.

Prensa de piernas inclinada permite trabajar glúteos, cuádriceps e isquiotibiales mientras que también ejercitas flexores de la cadera.

Puedes incluir estos ejercicios a tu rutina habitual de musculación para progresar como nadador. Recuerda que además de trabajar con grandes cargas para desarrollar la fuerza máxima, también es de utilidad trabajar la resistencia muscular y la velocidad de la fuerza, para lo cual, puedes realizar estos movimientos específicamente diseñados para ejercitar la fuerza explosiva.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *