Viste tú Pasión
Próximo Reto

Uso de las piernas en la natación de un triatlón

nataci (1)

¿Somos nadadores?

Piensen en sus entrenamientos en la piscina. Los triatletas que no son nadadores seguramente notaréis que en el momento de hacer los ejercicios de pies, avanzáis muy lento.

Entonces, si ya en la piscina apenas avanzamos haciendo pies, ¿qué nos ocurrirá cuando estemos en aguas abiertas? pues que todavía avanzaremos menos.

Así pues, para el caso de los triatletas que no son nadadores, los pies sirven para mantener la horizontalidad del cuerpo (evitar que los pies se hundan con lo que tendríamos mayor resistencia a nuestro avance).

Esto significa que debemos pensar en los pies como una herramienta para reducir la resistencia y permitir que las piernas estén activas (sobretodo para pruebas de más de 2.000 metros de distancia).

En el caso de los triatletas que sí son nadadores, los pies les permiten avanzar y incrementar su ritmo de natación.

¿Qué problema hay en tocar los pies del triatleta que tenemos delante?

Imaginemos que llevamos ya unos 500m de carrera y que las posiciones están muy asentadas, tenemos nuestra referencia delante y ya hace unos 200m que vamos aguantando bien su ritmo.

Pues en tal caso, si queremos aumentar el ritmo, lo que es un error es adelantar al triatleta, lo primero que debemos hacer es tocar una sola vez sus pies, para indicarle que tiene un nadador detrás y que quiere aumentar el ritmo.

Si pasadas unas 6-8 brazadas vemos que el triatleta no cambia el ritmo, entonces damos un segundo aviso, confirmando que no nos hemos equivocado antes, que realmente queremos ir más rápido.

En el caso que el triatleta de delante entienda un poco de este deporte, tendrá 3 opciones:

1.- la más habitual es incrementar el ritmo, con lo que hemos conseguido nuestro objetivo y ahora tenemos que no tocar más sus pies (por respeto) y sobretodo en el momento de llegar a la orilla, darle las gracias

2.- la que utilizan los triatletas inteligentes y veteranos, apartarse, para dar a entender que su ritmo es el que es, y que si alguien se “aburre” pues que pase delante a tirar (como véis, la comunicación en los relevos en el agua también existe)

3.- si el triatleta toma esta tercera opción, entonces ya no es triatleta…. enfadarseEn el agua, a diferencia de la bici y la carrera a pie, no podemos comunicarnos verbalmente con el resto de triatletas, así que la única comunicación que tenemos es el contacto físico. Un triatleta que se enfada porque le tocan los pies (estamos hablando de dar un solo toque, y esperar 6-8 brazadas a dar el siguiente toque) es que no sabe de qué va el tema.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *